El mediocampista Mesut Özil, flamante refuerzo del Fenerbahce turco, afirmó hoy que no volverá "nunca más" a jugar para el seleccionado alemán ni para ningún equipo de la Bundesliga.

En el marco de su presentación oficial como nuevo jugador de uno de los equipos más grandes de Turquía, el ex Arsenal y Real Madrid ratificó que no cambiará la decisión que tomó en 2018 cuando renunció al seleccionado alemán tras denunciar ataques racistas.

"Cuando tomo un camino, no doy media vuelta. Deseo éxitos a la selección alemana, pero nunca más", aseguró el jugador, de 32 años, en la conferencia de prensa.

A la vez, el talentoso mediocampista, campeón del Mundial de Brasil 2014, agregó que tampoco pretende volver a la Bundesliga.

Tras su polémica salida del Arsenal inglés, Özil firmó un contrato por tres años y medio en Fenerbahce y será compañero de los argentinos Diego Perotti y José Sosa.

El zurdo arrastra una larga inactividad (no juega desde marzo) pero desde el club se ilusionan con su presencia en el clásico contra Galatasaray del próximo 6 de febrero.

Su renuncia al seleccionado alemán se produjo en 2018 cuando después de publicar una foto con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan recibió críticas y ataques racistas por sus raíces en dicho país. (Télam)