César Luis Menotti siempre sostuvo sus preferencias por el brasileño Pelé como "el mejor jugador de todos los tiempos", inclusive por encima de sus compatriotas Diego Maradona y Lionel Messi, pero del actual capitán del equipo argentino se siente también en parte protector por la identificación que tiene con su fútbol, y a partir de ello es que remarca que su conciudadano rosarino "no deja de ser un pibe, y como en la Selección hay un grupo armado, todos tienen que ayudarlo".

"Cuando yo jugaba había otros que me ayudaban y ahora con Messi, que es un pibe también aunque sea el capitán y tenga 35 años, hay que ayudarlo de la misma manera", advirtió Menotti en una entrevista con Télam.

"Pero por suerte, en ese aspecto, que haya un grupo armado en la selección es algo que favorece eso, ya que todos los que lo integran se ayudan entre sí y por lo tanto también lo hacen con él", destacó.

Menotti tuvo como entrenador una relación ambivalente con Maradona, ya que lo dejó afuera el Mundial 1978 en el último corte, pero un año después lo colocó como estandarte del juvenil Sub-20 que se consagró campeón del mundo en Japón. ´

Y después Diego sería también campeón mundial de mayores, en México 1986, paradojas del destino, con la antítesis del "Flaco" y con quien mantuvo un enfrentamiento ideológico "de por vida": Carlos Bilardo.

Ahora, con Messi, la historia, y las funciones de Menotti son otras, pero como Director General de Selecciones Nacionales tiene claro lo que debe hacer, y está ligado a lo antedicho sobre "Lío".

"Messi y todos sus compañeros van a hacer un buen Mundial en Qatar, porque la relación entre ellos está fortificada, y eso es parte de mi función, tanto como la de defender la gestión del técnico (Lionel) Scaloni", concluyó. (Télam)