Lionel Messi agradeció a Dios por la noche mágica vivida en el Monumental frente a Bolivia (3-0), en la que finalmente pudo festejar frente a los hinchas argentinos la conquista de un título, la Copa América obtenida ante Brasil el pasado 10 de julio en el Maracaná de Río de Janeiro.

"Soñé muchísimo con este día y gracias a Dios llegó. No tengo palabras para agradecerles por todo el cariño recibido. Qué noche hermosa, lo disfruté muchísimo. Inolvidable", escribió Messi en su cuenta en la red social Instagram antes de regresar a París.

Messi, autor de los tres tantos en la goleada ante los bolivianos, acompañó su mensaje con una fotografía grupal y otra personal, con la Copa América en la mano y una visible emoción en su rostro.

Con las conquistas de anoche, el astro rosarino se convirtió en el máximo goleador de un seleccionado sudamericano (79 tantos), dos por encima del mito brasileño Pelé. (Télam)