Ayelén Merchak, candidata de la agrupación Círculo El Fortín a la presidencia de Vélez, aseguró hoy que buscarán recuperar la "esencia" de la institución en el caso de imponerse en las elecciones de mañana por el período 2021-2023.

"Queremos recuperar la esencia de Vélez, como lo hicimos cada vez que nos tocó gestionar. Estamos a favor del rol social de las instituciones, no de armar un club de elite y que la gente se sienta excluida como pasó en los últimos tres años. Queremos a la familia adentro y entendemos que ese punto es clave para ser grandes", comentó la única candidata a presidenta del club en diálogo con Télam.

Merchak, cercana a los 33 años, lleva 27 dentro de las instalaciones de Liniers, ya que pisó por primera vez el suelo velezano para sumarse a la gimnasia aeróbica, disciplina en la que se consagró campeona.

"Vélez tiene un punto estratégico en cuanto a su ubicación. De chica venía siempre desde zona oeste y sin ningún problema. Eso te da la oportunidad de contar con un club grande. Además, con nuestra agrupación armamos el Polideportivo y lo hicimos crecer", recordó.

La pasión por la política se le despertó temprano y poco a poco se ganó un lugar en su agrupación, que actualmente preside, y en las elecciones pasadas integró la lista como candidata a vicepresidenta pero los resultados no fueron los esperados.

En su equipo de trabajo está el histórico expresidente Raúl Gámez, con el que Vélez conquistó la Copa Intercontinental y la Copa Libertadores 1994, con Carlos Bianchi como entrenador.

"Si no me equivoco, casi todos los títulos de la historia de Vélez se consiguieron con nuestra gestión. Salvo el de 1968, el resto fueron con nuestra conducción", remarcó.

En relación al proyecto del fútbol masculino, Merchak afirmó que el objetivo será armar algo "integral" desde las divisiones inferiores y con un director deportivo, del que prefirió no develar el nombre, y una Secretaría de Fútbol.

"No queremos más refuerzos que tapen a los jugadores del club y luego sean ellos los que potencien a los que llegan. Tendrá que ser al revés, queremos traer referentes de vestuario como lo fueron en su momento Sebastián Domínguez o Víctor Zapata", apuntó.

"Lo que notamos actualmente es que trajimos 28 jugadores y taparon a los chicos. Atentos a esto y entendiendo que vamos a un abismo económico, no queremos que vuelva a pasar. Queremos recuperar el respeto de Vélez y que quede para siempre. Eso nos hizo grandes y nos hizo crecer socialmente", detalló.

A pesar de que la idea será darle oportunidades a los jóvenes, la candidata a presidenta aclaró que "subirán quienes estén preparados para hacerlo" y que no quemarán a "ninguno de los chicos".

Ayelén es además militante feminista y consiguió que se respete el cupo femenino en los cargos de Comisión Directiva (30 por ciento): "Estamos hablando de nueve mujeres, como mínimo. Ya eso es muy importante".

Consultada por Télam sobre la denuncia por violencia de género que afrontan Miguel Brizuela y Thiago Almada, contestó: "Algo que nos molestó desde la Agrupación es la liviandad con la que se manejó la situación a la hora de declarar. La falta de capacitación interna en cuanto a género se vio en las declaraciones".

Y en eso hizo hincapié una y otra vez: la formación desde las bases y la capacitación de género en cada persona que ingresa al club.

"Nuestro proyecto es armar un departamento de género y diversidades. Queremos capacitar a la comisión interna y a cada empleado del club. También armar un protocolo. Tenemos muchos chicos y chicas dentro de la institución. Queremos reflexionar juntos", adelantó Merchak con un tono firme.

Asimismo, reconoció que es un tema "complejo" y que la mejor forma de erradicarlo es la prevención, ya que de lo contrario se encuentran escenarios como los recientes. "El objetivo será conseguir empatía en estos temas para que los hinchas comprendan las sanciones", indicó.

"Celebramos la creación del área de violencia de género. Siempre tratamos de acompañar a las chicas y concurrimos a los encuentros", destacó.

Eso sí, un sueño la desvela, y ese es convertirse en la primera presidenta de la historia del club. "No duermo desde hace casi una semana, no paro de pensar en lo importante que sería tener esta oportunidad", cerró. (Télam)