Los directivos de la escudería Mercedes de Fórmula 1 admitieron la mejoría experimentada el pasado fin de semana en el Gran Premio de Francia, aunque también reconocen que para ganar una competencia todavía mantienen "distancia" con los equipos dominantes de la categoría.

"El segundo y tercer lugar es un buen resultado y trabajamos de manera incansable para ganar. Pero todavía hay distancia", sentenció Toto Wolff, jefe de equipo de la casa de origen alemana.

Luego de haber dominado en forma contundente los últimos 8 Mundiales de Constructores de la F1, la firma germana logró el pasado fin de semana sus mejores performances en carrera en este 2022, con el segundo puesto alcanzado por Lewis Hamilton y el tercero obtenido por George Russell.

Sin embargo, Wolff apuntó que "el progreso es a veces difícil" y destacó que el modelo W13 aún "no es bueno" a una vuelta en clasificación y continúa sufriendo "con el calentamiento de los neumáticos"

"No es una cosa solo, nos falta rendimiento a un giro. Hay algo que hay que entender, porque son unas cuantas cosas que se suman a nuestro rendimiento" sostuvo el directivo, en declaraciones que reprodujo el sitio Motorsport.

Según lo expuesto por Wolff, la última competencia en Paul Ricard no ofreció "una imagen adecuada de lo lejos que aún estamos"

"Creo que él (Hamilton) fue capaz de estabilizar la diferencia en cinco o seis segundos en la primera parada, pero hay que ser sincero y decir que cuando estaban compitiendo entre sí en el segundo, probablemente Max (Verstappen) estaba conservando", arriesgó Wolff.

"Desde mi perspectiva de vaso medio vacío, aún hay mucho tiempo para recuperar el tiempo por vuelta", explicó el jefe de Mercedes.



(Télam)