Menino Do Río, con la monta del jockey cordobés Juan Carlos Noriega, ganó hoy por 2 cuerpos y medio sobre Soviet Agaín el Gran Premio 25 de Mayo, una prueba de Grupo 1 sobre 2.400 metros con un premio de 10.000.000 pesos que se disputó en el decimotercer turno de la reunión hípica del hipódromo de San Isidro.

El ganador, un hijo de Fortify, pagó un dividendo de 5,10 por boleto y empleó un tiempo de 2m 37s 59/100 para las 24 cuadras de césped pesado.

La lógica era Miriñaque, pero el estado de la pista lo perjudicó en el momento que iba en busca del puntero Menino Do Río. En los 350 metros finales Miriñaque se jugó el resto pero no se agarró bien en el barro. Menino Do Río terminó ganando de bandera a bandera y se quedó con una victoria muy importante.

Cuando largaron, Menino Do Río fue a buscar la punta con mucha decisión. No solo que la agarró sino que no la soltó nunca más. Ganó como un crack.

En el inicio fue seguido por Special Dubai, Maret, Miriñaque y Jazz Seiver. A sí fueron dando la vuelta hasta ir entrando a la recta final. En ningún momento Menino Do Río disminuyó su ritmo. La conducción de Juan Carlos Noriega fue perfecta.

Al faltar muy poquito para entrar a la recta Miriñaque se colocó segundo por el lado de los palos. Y a partir de ahí fue a buscar al puntero. Cuando quiso igualarlo no pudo, mientras que surgieron Soviet Agaín y Pepe Joy.

Miriñaque no pudo y Menino Do Río se fue hacia el disco con gran firmeza. Cruzó el disco con 2 cuerpos y medio de ventaja sobre Soviet Agaín, que a su vez venció a Pepe Joy por tres cuarto de cuerpo. Miriñaque terminó en el cuarto lugar.

Los parciales fueron de 29s 54/100 para los 400 metros, de 54s 02/100 para los 800 metros, de 1m 19s 94/100 para los 1.200 metros, de 1m 45s 41/100 para los 1.600 metros y de 2m 11s 35/100 para los 2.000 metros.

Menino Do Río consiguió hoy su segunda victoria oficial sobre un total de 11 carreras. Hoy demostró que sus dos últimas actuaciones no fueron en vano. En una fue cuarto de Miriñaque a un cuerpo y en la última salida fue segundo de Jazz Seiver a medio cuerpo.

Hoy, en una pista muy pesada, Menino Do Río demostró toda su clase. Ganó porque tuvo mentalidad ganadora en la largada y porque agarró la punta con gran convicción.

Miriñaque venía de tres triunfos seguidos y hoy fue recontra favorito en las apuestas. La mayoría perdió y solo ganaron los que se animaron a jugar a Menino Do Río, un pupilo del cuidador Alfredo Gaitán Dassie que supo desde la largada lo que iba a hacer. Corrió en la punta y nunca aflojó. La victoria es muy merecida. Tiene 3 años y mucho futuro.

En el turf argentino no hay muchos caballos que en el barro corran de punta y ganen con autoridad. Ya había avisado antes que estaba en plena evolución y hoy esa evolución se hizo realidad. Muy bien dirigido y muy bien corrido. (Télam)