Diego Mendoza, uno de los protagonistas del accidente que sufrió el plantel de Huracán en Venezuela en 2016, anunció hoy su retiro del fútbol a los 30 años.

El futbolista surgido de Estudiantes de La Plata decidió ponerle fin a su carrera por los "dolores" que todavía arrastra de la lesión que sufrió en aquel accidente en Caracas.

"Lo intenté todo. Me banqué lo intolerable, pero los dolores y malestares del pie, hoy me llevaron a tomar ésta decisión", expresó Mendoza en una carta publicada en su cuenta de Instagram.

El 10 de febrero de 2016 el micro que trasladaba al plantel de Huracán desde el hotel al aeropuerto después de un partido de Copa Libertadores se quedó sin frenos y volcó en una rampa de emergencia de la autopista.

Mendoza y Patricio Toranzo fueron los más afectados por el accidente por las lesiones que marcaron el resto de la carrera de ambos.

El futbolista platense sufrió el desprendimiento de la base del pie y pudo volver a jugar profesionalmente tras cinco meses de una ardua y compleja recuperación.

Mendoza estaba sin club desde 2021 y su último partido fue el 24 de abril de ese año con la camiseta del "Globo" contra Boca Juniors en el estadio Tomás Adolfo Ducó.

Además de Huracán y Estudiantes, Mendoza jugó en Nueva Chicago, Belgrano de Córdoba, Villa San Carlos e Ibiza, de España. (Télam)