El mediocampista de River, Nicolás De La Cruz, uno de los futbolistas apuntados para emigrar en el inicio del segundo semestre, afirmó hoy que se irá del club en caso que aparezca una oferta que lo seduzca "mucho", tanto a él como a su familia.

"Me tiene que seducir mucho una oferta del exterior para irme de River. Sé que tengo una familia, que eso pesa mucho y la situación en que está el país no ayuda mucho, pero es un balance que haga cuando llegue una oferta. Por ahora no hay nada concreto", indicó De La Cruz, con contrato hasta diciembre de 2022 en River, en diálogo con ESPN.

"Estoy enfocado en las Eliminatorias y luego en meterme en la nómina de la Copa América. No niego que me seduce la chance de ir a Europa, pero estoy cómodo en River, con mi familia en Argentina. Estoy feliz y tranquilo porque encontré un lugar en el equipo que es difícil encontrar", señaló el volante uruguayo.

De La Cruz, uno de los jugadores que volvió al equipo luego de haber contraído coronavirus, aseguró que terminó "agotado" en la derrota 3-1 ante Fluminense de Brasil que puso en peligro la clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores.

"Terminé agotado, sufrí el partido. Siempre intenté estar enfocado en nuestro partido y cuando pasaron los minutos uno intentaba preguntar, pero no encontrábamos respuestas", indicó De La Cruz sobre el empate entre Junior y Santa Fe que posibilitó el pase de River a octavos.

Por último, De La Cruz valoró a su compañero Jorge Carrascal, eje de críticas por su rendimiento: "Carrascal es crack. Está en una etapa de adaptación como la que yo tuve dos años. Jorge tiene baches, pero cuenta con la banca del entrenador. Nosotros lo acompañamos, le damos la pelota para que se enfoque porque es el distinto. Hay confianza plena". (Télam)