El séxtuple campeón mundial de MotoGP, el español Marc Márquez, sufrió hoy una contusión cervical tras caer en la tercera tanda de entrenamientos libres del Gran Premio de España en el circuito de Jerez de la Frontera, mismo lugar donde el año pasado se fracturó el brazo derecho y quedó fuera de la temporada 2020.

El catalán, de 28 años, cayó en la curva número 7 del trazado andaluz, fue revisado en la unidad médica móvil y luego derivado a un hospital de la zona para someterse a una tomografía de control.

"Está bien, pero después de la primera exploración hemos considerado oportuno realizarle un TAC de control tras la gran contusión cervical y de la espalda que ha sufrido", dijo el doctor Ángel Charte, médico del MotoGP en declaraciones al canal DANZ reproducidas por el periódico Mundo Deportivo.

"Tiene una gran contusión a nivel cervical y de la espalda, pero quiero estar tranquilo del todo y no nos cuesta nada hacer una tomografía", abundó el doctor.

Después de la caída, que no afectó el brazo lastimado en julio del año pasado, Márquez lució un poco aturdido pero se levantó por sus propios medios y se dirigió a pie desde la pista hasta la zona de boxes.

El piloto del equipo Repsol Honda Team regresó a la categoría el último 18 de abril con un séptimo puesto en el Gran Premio de Portugal luego de nueve meses de ausencia por la fractura que lo obligó a tres operaciones en las que le colocaron 12 clavos. (Télam)