El español Marc Marquez, séxtuple monarca de Moto GP, que tripula una Honda oficial, reveló que "habló con los médicos" para analizar la posibilidad de "parar otra vez" para recuperar el brazo derecho lesionado hace diez meses en Jerez de La Frontera, España.

"Después de Jerez, hablamos de la posibilidad de parar otra vez, lo consideramos y lo hablamos con los médicos", señaló Marc Márquez antes de comenzar a acelerar con vistas al Gran Premio de Italia de MotoGP con la Honda, que se disputará el domingo en Muggello.

Durante el Gran Premio de Aragón, que se disputó antes de Le Mans, Marc Marquez volvió a sentir algo especial, pero antes había evaluado volver a hacer una pausa para recuperar el brazo derecho lesionado hace diez meses.

"Es una de las cosas que no solo se planteó en Jerez, es una de las opciones que valoras si tienes que parar o no, y de momento la progresión es ascendente, sabemos que sufriremos y que las sensaciones no serán buenas", admitió el español nacido en Lérida.

Los ojos sobre el leridiano están puestos todo el tiempo desde su regreso al Mundial, y se aprecia la evolución, particularmente, tras el GP de Francia en Le Mans donde se cayó con piso mojado mientras estaba comandando la carrera.

Sin embargo, la imagen anterior no era la mejor y reconoció Marc Márquez que evaluaron volver a hacer una pausa para recuperar la lesión que data del 19 de julio de 2020 en el húmero y hombro derecho.

"Al final incluso los médicos dijeron que era bueno reintroducir la MotoGP en mi recuperación", aclaró Marc tras mencionar la posibilidad de volver a bajarse de las carreras.

"Puedes manejar otras motos pero al final necesitas la de carreras si quieres mejorar", agregó y explicó cuál es el otro pesar, que el húmero está conectado al hombro, por allí pasa el estudio actual de la lesión.

"En el hombro ya tenía una cirugía del pasado y quizás no estaba al 100%, pero funcionaba bien. Pero ahora el húmero está listo para forzar, pero vienen cosas más pequeñas", explicó

El ídolo del ala dorada advirtió que la pista italiana no será la ideal para su situación actual y aventuró: "no será nuestro mejor fin de semana, será un circuito difícil para mí porque es muy exigente con el físico".

Márquez se hizo hace una semana otra revisión médica para confirmar la evolución del brazo y, por el momento, para comprender la manera en que se fuerza el hombro y la posición ideal de manejo, estuvo preparando la llegada a Mugello sobre una moto de 600cc.

"De inmediato me di cuenta de que no puedo manejar con una buena posición, porque si lo hago el dolor en el hombro aumenta", señaló.

Sólo busca llegar al final de la carrera y evaluar la lesión, aunque reconoció: "soy realista en mi situación actual, sé de dónde vengo y donde estoy", y subrayó que el balance de Le Mans, más allá de la caída,v olvió a "salir esa magia, que forma parte de mi ADN".

Por último, el español dijo que lo importante es " no tenerle miedo, tomar la moto y volver a remontar, ser el piloto más rápido en pista, y son cosas que me gustan, me dan energía, y motivación".

(Télam)