En una tarde de marzo de 1969 un tal Diego Armando Maradona fue probado por Francisco Cornejo en las infantiles de Argentinos Juniors, en equipo integrado por pibes a los que se denominaba "Cebollitas", llevado de la mano por su amigo y vecino Gregorio "Goyo" Carrizo.

Carrizo fue probado y aceptado por Cornejo, quien trabajaba en el banco Hipotecario, y al poco tiempo le pidió que le tomara una prueba a su amigo Diego, de ocho años, avisándole: "Juega mucho mejor que yo".

Finalmente Diego se presentó con Carrizo, que nunca llegó a primera y se quedó jugando en Fiorito, en Parque Saavedra, y Cornejo quedó extasiado por el juego de ese pequeño diablo que hacia maravillas con la pelota y que vivía en la villa.

La dupla Maradona-Carrizo, compañeros y amigos que viajaban una hora y media juntos para llegar a las prácticas de Argentinos, ganaron cuanta competencia jugaran y lograron con los "Cebollitas" todos los Torneo Evita.

Alguna vez Cornejo dijo: "A Diego tengo que agradecerle porque me hizo muy feliz. Gracias a él, yo soy como el pintor que pintó el mejor cuadro. Me puedo morir tranquilo" y sí lo hizo en un hospital de buenos aires a los 76 años a causa de leucemia.

Modestamente Cornejo aseguraba que cualquiera en su puesto se hubiera dado cuenta del potencial genio del fútbol que era Diego y que le tocó a él ese privilegio.

"Dicen que al menos una vez en la vida todos los hombres asisten a un milagro, pero que la mayoría no se da cuenta. Yo, sí. El mío ocurrió un sábado de marzo de 1969, en el Parque Saavedra, cuando un pibe bajito, que me dijo que tenía ocho años, yo no le creí, hizo maravillas con la pelota. Cosas que nunca le había visto hacer a nadie", recordó años más tarde.

Según las cuentas de Maradona, y un cuaderno que años después le regaló Cornejo, entre 1973-1974 los "Cebollitas" ganaron 136 partidos seguidos. Fueron campeones en novena división y luego Diego ascendió y salteó categorías hasta llegar a entrenar en el plantel profesional.

Ese equipo formaba con Luis Ojeda; Oscar Trotta, Hugo Chaile, Luis Chammah, Jun Carlos Montaña; Oscar Lucero, Osvaldo Dalla Buona, Maradona; Jorge Duré, Carrizo y Daniel Delgado.

Varios de los Cebollitas alcanzaron a debutar en Primera División años después sin mayor repercusión y otros no llegaron, pero si llegó ese "mocoso" irreverente que en una tarde de marzo de 1969 dio sus primeros pasos hacia la cumbre como mejor futbolista del planeta. (Télam)