El Dorados de Diego Maradona perdió la final ante el Atlético San Luis (4-3 el global) y, por lo tanto, se quedará sin el título.

Tras el encuentro, el DT reaccionó a las provocaciones e insultos de los hinchas del flamante campeón del ascenso mexicano y tiró una trompada y algunos manotazos tras ser duramente hostigado por un grupo que lo esperó a la salida de su palco -no pudo estar en el banco de suplentes por una sanción-.

Luego del primer encontronazo, el ex técnico de la Selección argentina se quedó caliente e intentó ir a buscar a algunos hinchas de San Luis que seguían molestándolo a la distancia: “Vení, puto. ¡Vení, cagón!”, gritaba el 10 mientras era sujetado por sus laderos.

 

 

Para más información, visite INICIO.