Mantener la base del equipo de la temporada pasada, finalizada por la pandemia de coronavirus, resulta, a priori, la política más acertada que debe reunir un equipo para aspirar al ascenso a la Primera División en el Torneo Transición de la Primera Nacional comenzará este sábado.

Por ello, conjuntos como Atlanta, Platense, Defensores de Belgrano, Estudiantes de Río Cuarto o Deportivo Riestra, entre tantos otros, asoman como eventuales candidatos a quedarse con una de las dos sortijas que entrega la máxima 'calesita' del ascenso.

Atlanta, conducido por el DT Fabián Lisa, asoma como uno de los conjuntos más perjudicados por la insólita manera en la que se resolverán los 'premios y castigos'. Era líder de la zona A de la competencia y mantuvo la estructura colectiva, porque solamente se fue el delantero Walter Mazzantti y trajo en su reemplazo al extremo Julián Marcioni (Independiente Rivadavia Mendoza). Además sumó al atacante Milton Giménez, goleador que estaba a préstamo en Comunicaciones (Primera B).

Platense, animador en la zona A hasta el recrudecimiento de la pandemia, incorporó muy bien y se postula con pretensiones. El equipo de Vicente López consiguió los arribos de Alexis Messidoro (exBoca), Ignacio Canuto (exTigre), Mauro Bogado (exHuracán) y Jonathan Bustos (exLarisa, Grecia). Además retornó el artillero histórico del club, Daniel Vega, tras un breve paso por la UAI Urquiza.

Estudiantes de Río Cuarto, también de la sección A, apostó fuerte a mantener la base, a la que agregó gente de experiencia como el arquero Luis Ardente (ex San Martín de San Juan) y el mediocampista Guillermo Farré (ex Belgrano de Córdoba).

Atlético de Rafaela, por su lado, sumó jerarquía con los retornos del arquero Guillermo Sara (exBoca) y del goleador Claudio Bieler (ex Liga Deportiva Universitaria de Quito, Ecuador).

Por otro lado, Tigre, más allá de la abultada billetera que le permitió obtener refuerzos codiciados para la categoría, tuvo un cambio de mando en el medio: ya no está Néstor Gorosito como DT y su reemplazante es Juan Carlos Blengio, quien hace su primera experiencia formal en el cargo.

Sin dudas, el equipo que asomó como el más "perjudicado" en estos casi nueve meses de coronavirus es San Martín de Tucumán, que se lucía como gallardo puntero de la zona B hasta marzo pasado.

Sin embargo, el conjunto tucumano, dirigido por la dupla Favio Orsi-Sergio Gómez, se desmanteló casi por completo (se fueron Luciano Pons, Juan Ignacio Mercier, Abel Luciatti, Emiliano Amor y Nicolás Castro, entre otros) y cuando se jugó 'la patriada' para recurrir al Tribunal Arbitral Deportivo (TAS) por el ascenso en el escritorio, la maniobra no le resultó favorable. Ahora, el rearmado del equipo expresa una verdadera incógnita. (Télam)