El entrenador de Costa Rica, Luis Fernando Suárez, declaró hoy que "no vinimos a Qatar a quedarnos sentados ni tomar fotos" a la espera del encuentro de mañana ante España por la primera fecha del Grupo E

"No vinimos a quedarnos sentados, a tomar fotos a Qatar. Esa no es la razón de ser de un equipo o de un entrenador, aunque sea Costa Rica y eso a mí me deja orgulloso. Ojalá en el futuro sean más valientes diciendo siempre que quieren ser campeones del mundo. Si eso es malo, seguirá siendo malo, si voy a recibir críticas prefiero recibirlas a decir que es alguien que se quedó tranquilo por sólo estar en un Mundial", indicó Suárez en rueda de prensa recogida por la web de la Federación Costarricense.

"El discurso más fácil como entrenador sería decir que vamos a ver qué hacemos y luego de repente clasificar a la segunda ronda, y que si no clasificamos está bien y que si perdemos es porque los demás fueron mejores y no nos podemos igualar con los rivales. Pero cuando nos eliminen, entonces la crítica es que este entrenador es demasiado tranquilo o que se congracia con cualquier cosa", destacó.

Suárez resaltó las virtudes de los dirigidos por Luis Enrique: "Va a ser un partido bien complicado. Tienen un gran equipo. Debemos ser exigentes en la táctica y estrategia, buscaremos hacer sentir incómodo al rival y luego desplegar nuestras fortalezas. Será un partido de esos donde la tensión será al máximo, pero los muchachos están con muy buena disposición y ánimo, y con ganas de afrontar este Mundial".

Costa Rica enfrenta mañana a España desde las 13 (hora Argentina) en la primera fecha del Grupo E que comparten con Alemania y Japón. (Télam)