(Por Miguel Pisano) El ídolo de Boca Juniors, Carlos Tevez asumió hoy como director técnico de Rosario Central y declaró en una conferencia de prensa ofrecida esta noche en el Salón Centenario del estadio Gigante de Arroyito que no habló "de ningún refuerzo porque cuando era jugador" no le gustaban los entrenadores que hablaban de ellos, así que ahora que está "del otro lado de la raya" no va a hacer lo que no le gustaba que le hicieran.

"Por eso les dije a los 33 jugadores del plantel que me tienen que demostrar en cada entrenamiento y en cada partido que quieren jugar en Central. Todos los que quieren jugar en este club me lo tienen que demostrar con su actitud, y los que no, tienen que pasar a hablar con el (director deportivo Raúl) `Mono' (Gordillo) o con (el vicepresidente primero) Ricardo (Carloni)", apuntó.

En una jornada extensa, que incluyó la firma del contrato por un año, la recorrida del predio de Arroyo Seco, un almuerzo con el plantel, la primera práctica y su presentación en el cargo, Carlos Tevez asumió como director técnico de Rosario Central en medio de una polémica que divide a los propios hinchas "canallas" por su identificación como ícono de Boca Juniors, sobre todo desde la polémica final de la Copa Argentina de 2015.

"Antes que nada, hubo cosas que se dijeron que no son ciertas sobre el tema de los refuerzos, porque primero tengo que ver el plantel que hay y confío a muerte en estos jugadores y todavía no pedí a nadie", alertó.

Consultado sobre la supuesta influencia en el armado del equipo del empresario futbolístico, Christian Bragarnik, Tevez respondió que "él es un representante que tiene muchos jugadores y técnicos. Pero el que toma las decisiones soy yo: acá no va a venir ningún jugador que yo no quiera ni se va a ir ninguno que yo no quiera".

Con respecto al clásico rosarino, que Central jugará en el Gigante de Arroyito en la novena fecha, el "Apache" sostuvo que "ese partido todo el mundo sabe de qué se trata. Como jugador disputé el más grande del país, y en esta ciudad debe ser lo mismo", estimó.

"Y en cuanto al equipo y su funcionamiento, primero tenemos que buscar una identidad para que, cómo hablamos con los muchachos, la gente se sienta identificada con el juego. Eso es lo más difícil, pero hay que encontrarlo, porque Central es un club donde la actitud no se negocia. Central es un gigante dormido y hay que despertarlo", enfatizó.

Interrogado sobre la final de la Copa Argentina de 2015, cuando Boca le ganó a Central con un pésimo arbitraje de Diego Ceballos, Tevez aclaró que eso "fue hace siete años. Yo defendía como jugador los colores de Boca y hoy tengo la camiseta de Central como técnico. Soy un agradecido a este club que me abrió por primera vez las puertas como técnico, estoy feliz de estar acá y espero que la gente me quiera por lo que haga el equipo".

El plantel de Central hará la semana próxima una minipretemporada en el predio de la AFA en Ezeiza, según confirmó Tevez porque "este equipo necesita 1 o 2 puntos más en lo físico, con doble o triple turno, para que lleguen al nivel deseado. Vamos a hacer un acondicionamiento para implementar un sistema de juego y para eso es mejor estar concentrados varios días para conocernos".

En tanto, el vicepresidente Ricardo Carloni presentó a Tevez y expresó su "orgullo de ser el semillero más importante del mundo, con ocho jugadores de Central en las selecciones juveniles. Sabemos que los ojos del mundo están aquí y que se ha generado una gran expectativa".

Carlos Tevez llegó hoy apenas pasadas las 9 al predio de Rosario Central en la localidad santafesina de Arroyo Seco, situada a 35 kilómetros al sur de Rosario, donde firmó el contrato como director técnico por un año.

El "Apache", ídolo de Boca Juniors, fue recibido por el vicepresidente primero Ricardo Carloni y por el director deportivo Raúl Gordillo, quienes lo llevaron a recorrer las instalaciones del predio.

Junto con Tevez llegó su cuerpo técnico, el preparador físico Martín Traversi, y sus hermanos Miguel, Diego y Adrián Tevez, mientras que Carlos Retegui "es parte de este proyecto y se integrará en breve a este grupo de trabajo", aclaró el "Apache" ante la ausencia del hoy Secretario de Deporte de la Ciudad de Buenos Aires.

El flamante entrenador auriazul permaneció alojado en el hotel del predio de Arroyo Seco, donde a las 12.30 fue presentado al plantel profesional de Central, con el que compartió un almuerzo y a las 15.30 dirigió su primera práctica.

Por su parte, Carlos del Frade, diputado del Frente Social y Popular y excandidato a vicepresidente del club auriazul en las próximas elecciones de octubre, le dijo a Télam que "Rosario Central es mucho más que un negocio. No somos una plataforma de negocios ni una cáscara vacía", manifestó en abierta oposición a la llegada de Tevez.

Del Frade participó anoche mismo de una asamblea de socios e hinchas "canallas" en la sede fundacional del club, en el Cruce Alberdi. "Allí medio centenar de personas nos reunimos para delinear un plan de acción en función de evitar la privatización definitiva de la institución", sostuvo el periodista y escritor rosarino.

Así, dentro de un clima político agitado, con el primer equipo ubicado en la 22da. posición del campeonato de la Liga Profesional entre 28 participantes y con el agravante de tener a su clásico rival, Newell's Old Boys, puntero, Tevez toma un "hierro caliente", en realidad nada demasiado nuevo para él, ya que lo hizo muchas veces a lo largo de su vida. Y siempre salió adelante. (Télam)