Atlanta Hawks logró una gran victoria como visitante de Philadelphia Sixers por 109 a 106, para ponerse 3-2 arriba en la serie semifinal de la Conferencia Este de la NBA al mejor de siete enfrentamientos, luego de estar perdiendo por 26 puntos en el arranque del tercer cuarto.

La dependencia de los Sixers de Joel Embiid, autor de 37 tantos (más 13 rebotes), y Seth Curry, que convirtió 36, quienes acapararon el 70 por ciento del goleo de su equipo, les terminó resultando finalmente nociva a los dueños de casa ante la mejor construcción global de los Hawks.

Así, lo que parecía una victoria clara para los de Philadelphia, que llegaron al descanso largo del segundo cuarto nada menos que con 22 puntos de ventaja (62-40), que luego se extendió a 26 en el comienzo del tercero, se derrumbó cuando esa anarquía de los anfitriones no logró contener la remontada de los de Atlanta en los 24 minutos finales.

Y fue clave para eso el goleador del partido, Trae Young, que con 39 puntos condujo a los visitantes a un triunfo clave que ahora, con repetirlo en el sexto partido del próximo viernes como locales desde las 20.30, de Argentina (con televisación de ESPN), les permitirá instalarse en la final de la Conferencia Este.

En tanto que en la madrugada argentina de este jueves también jugaban el quinto partido semifinal de la Conferencia del Oeste en el Vivint Arena, de Salt Lake City, el local Utah Jazz con Los Ángeles Clippers, en una serie que también arranca empatada 2-2.

Por su parte la otra semifinal de la Conferencia Este podrá definirse mañana en Milwaukee, cuando los Bucks reciban en el sexto partido a Brooklyn Nets, que llega de visita con una ventaja de 3-2 en la serie. El encuentro comenzará a las 21.30 de Argentina también con televisación de ESPN. (Télam)