El seleccionado argentino masculino de handball, Los Gladiadores, jugará mañana ante Serbia, en la ciudad polaca de Katowice, por la segunda ronda del Mundial que se desarrolla en Polonia y Suecia.

"Serbia es un equipo que evolucionó mucho ya que tiene al español Ton Gerona, un gran entrenador, que cambió la filosofía de juego", le explicó a Télam desde Polonia el entrenador del seleccionado argentino, Guillermo Milano.

Serbia, que finalizó en el segundo puesto en el grupo E -que ganó Alemania-, superó a Qatar (34-24); perdió con Alemania (33-34) y batió a Argelia (36-27), fue derrotada el jueves pasado por Noruega por 31-28 en su primera presentación de la segunda ronda.

"Serbia tiene un estilo de juego similar al de Alemania y Noruega. Con la diferencia de que al tener un entrenador español mejoran mucho la ubicación de espacios y las continuidades. Son un equipo muy sólido", puntualizó el DT.

El equipo argentino perdió el jueves pasado ante su par de Alemania, ganador del Grupo E, por 39 a 19, en un partido que se jugó en la ciudad polaca de Katowice.

"Jugamos mal en las cuatro fases del juego y Alemania jugó un partido perfecto. Queríamos ser competitivos, no lo fuimos y eso nos duele. Ahora, a pensar en mejorar", admitió Milano, oriundo de Morón, provincia de Buenos Aires, y que reemplazó al español Manuel Cadenas, quien llegó al equipo argentino en 2017, y dejó el cargo después de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Alemania logró así su cuarta victoria consecutiva en el certamen luego de ganar la zona E con seis puntos: venció a Argelia (37-21); Serbia (34-33) y Qatar (31-27).

Los Gladiadores volverán a jugar el lunes próximo ante Qatar, que finalizó tercero en el grupo E y que el jueves pasado perdió con Países Bajos por 32-30.

El equipo argentino derrotó el martes pasado a Macedonia del Norte por 35 a 26, en un partido correspondiente a la tercera fecha del grupo F.

El equipo nacional perdió en su debut en el Mundial ante Países Bajos por 29 a 19, en un partido que se jugó en el Tauron Arena de la ciudad polaca de Cracovia; luego fue derrotado por Noruega, por 32 a 21, y por último superó a Macedonia del Norte por 35-26.

El Mundial de handball 2023 se juega en Polonia, con sedes en Katowice, Plock, Krakow, Gdansk, Silesia, Malopolska y Mazowsze, y Suecia, en las ciudades de Estocolmo, Malmo, Gotemburgo, Kristianstad y Jonkoping.

El equipo argentino, ganador de la medalla de oro en los Juegos Odesur de Asunción, Paraguay, en octubre pasado y campeón Panamericano en Lima, Perú, 2019, se clasificó al Mundial en enero de 2021, al quedar segundo puesto en el torneo Centro Sur, que se realizó en Recife, Brasil, y que brindó cuatro cupos para el torneo ecuménico.

En el anterior Mundial, en Egipto 2021, Argentina finalizó en el undécimo puesto y mejoró así sus actuaciones más destacadas en un Mundial de mayores: en Suecia 2011 y Qatar 2015 concluyó en el duodécimo lugar.

(Télam)