Los regatistas argentinos clasificados para los Juegos Olímpicos de Tokio -a celebrarse entre el 24 de julio y el 8 de agosto próximo- modificarán, con matices, su planificación para la cita ya que el Trofeo Princesa Sofía, de Palma de Mallorca, España, primer torneo internacional del año con todas las clases olímpicas, que iba a disputarse entre el 26 de marzo y 3 de abril, fue aplazado para octubre por la pandemia de coronavirus.

"Estamos replanteando la planificación. Nos estamos dando cuenta de que en los eventos muy grandes, que involucran además de los deportistas a mucha gente de la periferia -como entrenadores, preparadores físicos y acompañantes- se complica por la cantidad de gente que mueven", afirmó el director técnico deportivo de la Federación Argentina de Yachting (FAY), Alejandro Cloos, en declaraciones a Télam,

"Estamos rediseñando con otros países eventos más chicos, organizados por los mismos entrenadores para grupos más reducidos. Para para poder hacer este tipo de competencias no oficiales y seleccionado los lugares en función de las políticas de los países respecto al Covid", puntualizó.

Cloos, de 59 años, participó como entrenador de la FAY en cinco JJOO (Atlanta 1996, Sydney 2000, Beijing 2008, Londres 2012 y Rio de Janeiro 2016) y en seis Juegos Panamericanos (Mar del Plata 95, Winnipeg 99, Rio 2007, Guadalajara 2011, Toronto 2015 y Lima 2019).

La 51ra edición del tradicional torneo que iba a disputarse entre el 26 de marzo y 3 de abril próximo fue aplazado para octubre -del 2 al 9- y brindaba plazas para Tokio en las clases 49er, FX y Finn para los velistas europeos.

"La prioridad es la seguridad de los aproximadamente 1.000 regatistas de unas 50 naciones que participan cada año en esta regata, que debe desarrollarse en las mejores condiciones posibles tanto en tierra como en el mar", expresó Ferran Muniesa, director de regata.

Por su parte, Juan de la Fuente, entrenador de la dupla Santiago Lange-Cecilia Carranza Saroli, ganadora de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, admitió en diálogo con Télam que, "obviamente" tanto para su equipo como para otros con objetivos olímpicos se trata de "una cancelación más que postergación".

"Estamos hablando con los equipos italianos, ingleses y austríacos para fijar un lugar de entrenamiento en Europa durante las fechas del cancelado Sofía", manifestó de la Fuente, quien logró junto con Lucas Calabrese la medalla de bronce en la clase 470 en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, al igual que en los de Sydney 2000 junto con Javier Conte.

"Generalmente, en el año olímpico, Sofía y la semana de Hyeres, en Francia, son muy relevantes ya que casi toda la flota está en Europa. En mayo, si los Juegos Olímpicos son fuera de ese continente, la flota se divide y algunos van a entrenarse a la cancha olímpica y otros corren el campeonato europeo, que suele ser en ese mes", puntualizó.

Lange -de 58 años, obtuvo las medallas de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008 junto con el correntino Carlos Espínola en la clase Tornado- y Carranza Saroli lograron su clasificación a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 con su tercer puesto en el Mundial de Aarhus, Dinamarca, de agosto de 2018.

En diálogo con Télam, desde Valencia, España, el bonaerense Facundo Olezza, finalista en los Juegos Olímpicos 2016 en la clase Finn y primer representante argentino de vela clasificado a Tokio, reconoció: "Lamentablemente ya estamos mal acostumbrados, desde el año pasado, a postergaciones y suspensiones repentinas".

"Por suerte desarrollamos la capacidad de adaptarnos rápidamente. El Princesa Sofía lo voy a reemplazar con uno en Cádiz, a fines de febrero", manifestó Olezza, de 25 años y representante del club Veleros Barlovento, de San Fernando.

Olezza, noveno en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, 2016 y que ganó la medalla de plata en la Semana de Kiel, en Alemania, en septiembre pasado, se convirtió el 28 de agosto de 2018 en el primer representante argentino de vela clasificado a los Juegos de Tokio.

A su vez, el santafesino Francisco Guaragna Rigonat, designado por la Federación Argentina de Yachting (FAY) para los Juegos Olímpicos de Japón en la clase Laser Standard de vela, le expresó, desde Estados Unidos, a Télam: "en lo personal, la postergación del Sofia me afecta en la preparación: en aspectos técnicos de competición".

"Pero -continuó-, me da más tiempo para poder hacer un buen trabajo físico final en el Cenard (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, ubicado en el barrio porteño de Núñez), que es mi objetivo a corto y mediano plazo y así poder dedicarme full time en los últimos meses previos a Tokio a la parte técnico-táctica de las regatas".

El santafesino, de 23 años, logró la medalla de plata en la Copa del Mundo de Miami, en enero del 2020; fue subcampeón sudamericano de su clase en 2017 y ganador de la medalla de plata en los Juegos Odesur 2018.

El 18 de enero pasado, el velista argentino ganó la la medalla de plata en Fort Lauderdale, Estados Unidos, en su primera competencia del año en el marco de su preparación para Tokio.

Por su parte, la bonaerense Victoria Travascio, quien junto con María Sol Branz, ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá, 2015, en la clase 49er FX, le manifestó a esta agencia desde España: "por ahora nos quedaríamos entrenando en Lanzarote, donde posiblemente organicen regatas acá mismo".

Las argentinas, que compiten juntas desde 2013, lograron el 13er puesto en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil, 2016, obtuvieron la medalla de bronce el Grand Prix de Vilamoura, Portugal, en diciembre pasado, en su última competencia de 2020.

Los argentinos clasificados a los Juegos de Tokio en vela son Santiago Lange y Cecilia Carranza (Nacra 17); Sol Branz y Victoria Travascio (49er FX), Facundo Olezza (Finn); Francisco Guaragna Rigonat (Laser Standart); Lucía Falasca (Laser Radial); Francisco Saubidet Birkner (RS:X Masculino); Celia Tejerina (RS:X femenino) y Belén Tavella y Lourdes Hartkopf (470 femenino). (Télam)