Los árbitros designados por Conmebol para hacerse cargo del contralor de los partidos de la Copa América que se iniciará el domingo 13 de junio, participan hasta el próximo martes de un seminario de capacitación que ofrece la Conmebol en su sede de la ciudad paraguaya de Luque.

Simulaciones en cancha y en el VOR (Video Operation Room), devoluciones constantes de los asesores y una puesta a punto en lo físico, constituyen una constante de estos cuatro días de trabajo, según precisó la Conmebol en un detallado informe de la actividad que cumplen desde ayer los árbitros sudamericanos.

“Los jugadores de la Conmebol, los árbitros”, como los llama el presidente, Alejandro Domínguez, trabajan en el centro CETA, de Luque, dentro de este seminario centrado tanto en lo teórico como en lo práctico, con entrenamientos intensos en la cancha que posee la entidad al costado de su sede administrativa, así como en el Video Operation Room (VOR, por su sigla en inglés), montado en el moderno Centro de Entrenamiento Tecnológico Arbitral (CETA).

Las palabras de apertura estuvieron a cargo de Wilson Seneme, presidente de la Comisión de Árbitros de la Conmebol, quien sostuvo que hacer "un evento presencial ya es un logro muy grande. Con todos los protocolos necesarios y los cuidados que no pueden salir de nuestra mente, vamos a tener no solo durante el curso, sino durante todo el torneo, la mayor efectividad”.

Al darles la bienvenida en nombre de Alejandro Domínguez a los 50 árbitros presentes, entre los que se encuentran los argentinos Néstor Pitana, Fernando Rapallini y Patricio Loustau, el brasileño Seneme dejó en claro que el "mejor desempeño de un árbitro lo sabe y conoce cada uno. Uno no transforma al árbitro. Los asesores somos un grupo de apoyo y lo que hacemos es tratar de sacarles el máximo potencial que tienen".

“Queremos siempre tener a los mejores. Y el resultado final será en la cancha. Pretendemos contar con árbitros con criterios, buenas interpretaciones y siguiendo los procedimientos, con una visión profesional del trabajo que necesita el arbitraje sudamericano”, concluyó Seneme.

Desde hoy hasta el martes se prevé desarrollar actividades como control de juego, teoría y clips, simulaciones de situaciones de VAR con jugadores en cancha, un repaso de las últimas actualizaciones de las reglas de juego, entrenamiento en faltas tácticas, disputas, manos y fueras de juego, con devoluciones constantes tanto en cancha como en la sala de reuniones y en el VOR, de parte de los asesores arbitrales, supervisados siempre por Seneme. (Télam)