Lorenzo Rye, con la monta del jockey brasileño Francisco Leandro Goncalves, ganó hoy por un cuerpo y medio sobre Despacito el Clásico Pablo Gustavo Falero, una prueba de 1.200 metros con un premio de 865.000 pesos que se corrió en el noveno turno de la reunión en el hipódromo de Palermo.

El ganador, un hijo de Catcher The Rye, pagó un dividendo de 1,65 por boleto -super favorito- y empleó un tiempo de 1m 09s 00/100 para las 12 cuadras de arena seca.

Top Rimoute y Despacito salieron ambos a marcar los tiempos de la carrera. Después vino Martell y en el último puesto lo hizo Lorenzo Rye, quien se guardó para la atropellada final.

Ya al llegar a la recta final Top Rimoute y Despacito siguieron casi a la par, mientras que desde el fondo del lote surgió la imagen de Lorenzo Rye.

Ya en los 350 metros finales Lorenzo Rye se fue colocando un poco abierto y con toda la sabiduría de Francisco Goncalves fue atropellando co0n alma y vida.

En los 100 metros finales Top Rimoute y Despacito no pudieron parar a esa tromba de Lorenzo Rye que se les venía encima. Y así fue. En menos de 100 metros Lorenzo Rye los pasó de largo y terminó ganando por un cuerpo y medio sobre Despacito, que a su vez venció a Rimoute por 4 cuerpos.

Esta vez el hipódromo de Palermo no publicó los parciales de la carrera. Hoy Lorenzo Rye alcanzó su octava victoria sobre 28 carreras. Ganó desde atrás y metiendo una atropellada feroz en plena recta. Su entrenador Felipe Arone preparó una estrategia que resultó positiva para su caballo.

La carrera llevó por título Pablo Gustavo Falero, un justo homenaje para ese ex-jockey y ahora entrenador que supo ganar 15 estadísticas en el turf Argentino. Falero, al igual que Leguisamo y Vilmar Sanguinetti, vino de Uruguay en silencio y demostró una gran clase a lo largo de toda su campaña. Fueron estos tres uruguayos quienes le dieron prestigio a la hípica argentina. (Télam)