El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, resumió en la frase de "felicitar a Tigre por su planteo y la victoria que lo llevó a semifinales" de la Copa de la Liga Profesional lo que le dejó a él y a sus dirigidos la "inesperada" eliminación en cuartos de final del certamen.

"En la cancha pareció penal de Gonzalo Marinelli a Agustín Palavecino, pero después, mirándolo por televisión me dí cuenta que estuvo bien no haberlo dado. Fue un acierto del árbitro (Fernando Espinoza)", empezó reconociendo Gallardo en la conferencia de prensa pospartido.

"Nosotros no hicimos un buen primer tiempo y mejoramos algo en el segundo, pero no estábamos lúcidos para los pases ni para encontrar los espacios para las penetraciones que nos permitieran llegar hasta el arco de Tigre", describió.

Y remarcó que "esta vez tocó quedar eliminado y por eso hay que felicitar a Tigre. Y si cuando no tenés tu mejor noche además cometés errores importantes, te puede pasar lo que nos sucedió".

"Por eso solamente nos queda solamente dar vuelta la pagina, ya que hoy Tigre planteó un buen partido, nos cortó el circuito de juego, nos bloqueó bien, y el gol tempranero (de Mateo Retegui) les dio más confianza aun", reseñó.

"De las derrotas duras, que no esperás, duele porque llegábamos descansados y con ilusión y nos quedamos en la puerta de una semifinal, pero chocamos con una mala noche en general, ya que nunca pudimos fluir con nuestro juego y eso también es responsabilidad mía", cerró el "Muñeco" con mucha autocrítica. (Télam)