Llano, un hijo de Le Blues, ganó hoy por el pescuezo a Kodiak Boy el Clásico Macón, una prueba de 1.800 metros con un premio de 1.300.000 pesos corrida en el duodécimo turno de la reunión especial en el hipódromo de San Isidro.

El ganador pagó un dividendo de 2,75 pesos por boleto y empleó un tiempo de 1m. 47s. 15/100 para las 18 cuadras de césped seco.

Llano definió el pleito en la recta y solo fue presionado por la carga del favorito Kodiak Boy, que al cruzar el disco entró a solo un pescuezo de diferencia.

Llano alcanzó hoy su cuarto triunfo oficial sobre un total de 8 carreras. Defiende los colores del stud Sol de Otoño, de la ciudad de Azul. Su entrenador es Nicolás Mugueta.

En el decimotercer turno se corrió el Clásico Santiago Lawrie, una prueba sobre 1.000 metros de césped con un premio de 1.130.000 pesos para caballos de 3 años y más edad.

El ganador fue Agiosto, un hijo de Angiolo que empleó un tiempo de 56s. 54/100 para la recta verde de San Isidro. Su jockey fue Facundo Coria y el premio fue de 1.130.000 pesos.

En los últimos 400 metros la carrera fue disputada entre las yeguas Carameliza y Urban Lady. Daba la impresión que ambas iban a definir el pleito. Por el lado de los palos apareció muy rápido Agiosto y en los últimos 50 metros se quedó con la victoria por el pescuezo sobre Carameliza.

Tercera, a un cuerpo, fue Urban Lady. El entrenador de Agiosto es Eduardo Accosano, un hombre que viene demostrando mucha eficacia en la corta y en la media distancia.

Agiosto logró hoy su quinta victoria oficial sobre 23 salidas.

De esta manera se cerró la tarde de los clásicos en San Isidro. Hubo dividendos y emociones para todos los gustos.

(Télam)