Labrado, un hijo de Le Blues, correrá el sábado que viene el Gran Premio Maipú sobre 1.000 metros intentando ganar su quinta victoria consecutiva, con la monta del jockey William Moreyra y en el hipódromo de Palermo, un ratito después del Gran Premio Nacional.

Fueron cuatro los triunfos de Labrado, un pupilo del entrenador Ángel Bonetto que ganó sus primeras tres carreras en Palermo y la última fue en el césped de San Isidro. Ya demostró, entre otras cosas, que corre tanto en la arena como en el césped.

Le ganó, además, dos veces seguidas a Luthier Blues, el caballo que venía con una racha de 10 carreras ganadas y que parecía que iba a seguir ganando. No fue así. Labrado se anotó en Palermo y le ganó por un cuerpo de ventaja. Después, en San Isidro, Labrado volvió a ganarle por 3 cuerpos en una categórica actuación y en donde picó en punta y no la dejó más.

Ahora Labrado viene para el Gran Premio Maipú y sus enemigos son Lorenzo Rye, Sin Cambio, Señor Chapa, Filho, Rudy Trigger - un serio rival -, Le Mall, Señor Artista, Humor Sabatino, Dale Gaucho y Patrol.

Labrado correrá por un premio de 4.000.000 pesos y sus intenciones son las de seguir invicto y ser el más rápido del país. Hasta ahora lo es y en cada carrera ha mostrado avances muy positivos.

Bonetto sostiene que "está y quedó muy bien después de haberle ganado por segunda vez a Luthier Blues. Ahora esperamos otra actuación de primer nivel":

En esa oportunidad Rudy Trigger fue segundo a un cuerpo y medio de distancia de Labrado y Luthier Blues terminó en el tercer lugar a 3 cuerpos del ganador.

La ausencia de Luthier Blues empaña un poquito la carrera pero el caballo no quedó bien después de volver a perder ante Labrado. (Télam)