La yegua Sol y Boss, con la monta del jockey William Pereyra, ganó por 2 cuerpos sobre So Pra Mim el Hándicap Saint Simón, una prueba de 1.400 metros de arena con un premio de 825.000 pesos corrida en el séptimo turno de la reunión en el hipódromo de San Isidro.

La ganadora, una hija de Holy Boss, pagó un dividendo de 2,35 por boleto y empleó un tiempo de 1m. 22s. 78/100 para las 14 cuadras de arena seca.

Deajuera salió rápida de las gateras y agarró la punta después de haber estado muy nerviosa antes de largar. Ese desgaste la terminó perjudicando en el final de la carrera.

La puntera fue seguida por Sol y Boss, La Viscocha y Girl On Fire. De esta manera fueron entrando a la recta final.

Ya sobre los 450 metros se vio que Sol y Boss estaba mucho más entera que la puntera Deajuera, quien sintió el esfuerzo hecho en los partidores cuando se estaba por largar.

Sol y Boss corrió firme y en los 300 metros finales se quedó con la punta para definir sin apremios por 2 cuerpos a So Pra Mim, que atropelló por el lado de afuera pero sin llegar a inquietar a la ganadora.

Tercera, a 3 cuerpos, fue Girl On Fire. Los parciales fueron de 23s 95/100 para los 400 metros, 47s. 24/100 para los 800 y 1m. 10s. 86/100 para los 1.200.

Sol y Boss alcanzó hoy su cuarto triunfo oficial sobre 7 carreras. Ganó con limpieza y sin ningún apuro. Hay que tener en cuenta que fue la favorita en las apuestas y que pudo demostrar en la cancha el acierto de la mayoría de los apostadores.

El caso de Deajuera es para reflexionar. Muy nerviosa en las gateras, al borde de ser retirada de la carrera, picó en punta pero no pudo mantener su dinámica por el desgaste hecho antes de largar.

Ocurre de manera muy frecuente en Palermo y en San Isidro. Hay demasiado problemas en las gateras en el momento de acomodar los caballos. (Télam)