La ciudad de La Plata, lugar donde Diego Maradona tuvo su último contacto con el fútbol con la dirección técnica de Gimnasia y Esgrima, también fue escenario hoy de una marcha en reclamo de justicia por la muerte del astro, ocurrida el pasado 25 de noviembre, y de la que participó un centenar de fanáticos.

A semejanza de la marcha central, realizada en el Obelisco e impulsadas por las hijas del exfutbolista, Dalma y Gianinna, el lema de los convocados fue “Diego no se murió, lo mataron”.

La reunión se produjo en la emblemática esquina del centro de la capital bonaerense, en 7 y 50, donde se exhibieron banderas con el rostro de Diego y en su mayoría eran hinchas de Gimnasia, aunque había camisetas de varios clubes y gente identificada con remeras con la cara del 10.

Los fans se plegaron a la convocatoria nacional y manifestaron su bronca contra el abogado Matías Morla, el doctor Leopoldo Luque y el “entorno” que acompañó a Diego hasta el día de su fallecimiento, como Maximiliano Pomargo (cuñado de Morla), el kinesiólogo Nicolás Taffarel y "Charlie" Ibáñez, entre otros. (Télam)