El jugador de los Miami Heat Meyers Leonard recibió una multa de 50.000 dólares por un comentario antisemita y fue separado una semana del equipo, según informó la NBA este jueves.

Leonard, de 29 años, realizó un comentario el pasado lunes mientras jugaba un videojuego en una transmisión en vivo. "¡Puto cobarde! ¡No me dispares, jodido 'kike'!", gritó Leonard mientras jugaba 'online' con otros usuarios, informó la agencia DPA.

"Kike" es un término despectivo con el que se empezó a llamar en Estados Unidos a los inmigrantes judíos de principios de siglo XX. El insulto lleva, aún hoy, una fuerte carga étnica y racial.

El jugador pidió disculpas y explicó que su "ignorancia" sobre la historia de la palabra "y lo ofensiva que es para la comunidad judía no es en absoluto una excusa".

"El comentario de Meyers Leonard fue imperdonable e hiriente y un término tan ofensivo no tiene lugar en la NBA o en nuestra sociedad", dijo el comisionado de la NBA, Adam Silver.

Leonard, quien actualmente está lesionado, también deberá participar en un programa de diversidad cultural, dijo la entidad. (Télam)