El 50 por ciento de los cruces de octavos de final de la Copa Argentina será entre equipos de primera división, mientras que de los cuatro restantes solamente habrá uno en el que se enfrentarán dos conjunto de la Primera Nacional: Quilmes y Deportivo Madryn.

Justamente, Quilmes fue el último de los clasificados a octavos tras eliminar esta tarde en Córdoba a Rosario Central por tiros penales, luego de igualar 1 a 1 en los 90 minutos regulares, y ahora deberá cruzarse con el conjunto chubutense.

Los cuatro enfrentamientos entre equipos de primera división serán Defensa y Justicia-River Plate, Vélez Sarsfield-Independiente, Talleres, de Córdoba-Newell's Old Boys y Gimnasia y Esgrima La Plata-Patronato, de Paraná (éste el único confirmado para el próximo martes a las 16.10 en el estadio Centenario, de Quilmes).

Mientras que los otros tres encuentros los protagonizarán Banfield-Gimnasia y Esgrima, de Jujuy, Godoy Cruz, de Mendoza-Belgrano, de Córdoba y Agropecuario Argentino, de Carlos Casares-Boca Juniors (el miércoles próximo, desde las 21.10, en el estadio Padre Martearena, de Salta). (Télam)