Leopoldo Jacinto Luque, fallecido hoy a los 71 años, luchaba desde la pasada Navidad contra el coronavirus, un cuadro que se complicó por las patologías cardíacas y la diabetes que le aquejaban desde hace mucho tiempo.

Luque murió en la Clínica de Cuyo, en el centro de la Ciudad de Mendoza, donde había sido ingresado hace casi un mes y medio. Durante su tratamiento, mostró mejorías transitorias y recaídas, de las que finalmente no pudo recuperarse.

Después de algunas mejorías, este fin de semana volvió a presentar arritmias que motivaron a los médicos a inducirlo nuevamente a un coma farmacológico y a entubarlo.

Esta mañana sufrió un paro cardíaco, del que los médicos de la sala de cuidados intensivos lo pudieron recuperar. Pero, según allegados al ex jugador, a nivel neurológico el daño era irreversible, al punto de que falleció en las primeras horas de esta tarde.

Luque había amanecido en el día de Navidad con síntomas, por lo que fue hisopado inmediatamente debido a que, por su edad y patologías preexistentes (cardíacas y diabetes) era considerado de alto riesgo.

Dio positivo en coronavirus pero, como presentaba manifestaciones leves de la enfermedad, permaneció aislado en su domicilio, en Mendoza, donde residía desde hace 28 años.

Pero el 4 de enero vio agravado su cuadro y acudió a la guardia de la Clínica de Cuyo, donde se le detectó falta de oxígeno y signos de neumonía bilateral, por lo que se lo internó inmediatamente.

Ya en el Área Crítica Covid de la clínica, comenzó el tratamiento con soporte ventilatorio no invasivo. En principio respondió bien, pero con el correr de los días su cuadro se fue agravando.

Luque hizo las inferiores en Unión, en su Santa Fe natal, y en 1974 fue clave en el ascenso a Primera del club tatengue dirigido por el mítico Juan Carlos "Toto" Lorenzo. Otro gran DT de la época, Ángel Labruna, que sacó campeón a River tras una sequía de 18 años, lo fichó para reforzar al equipo de Núñez, donde rápidamente se convirtió en protagonista, por lo que fue convocado por César Luis Menotti para la selección argentina.

Con la celeste y blanca se coronó campeón del mundo en el Mundial 78 jugado en Argentina, y marcó cuatro goles en cinco partidos, y fue el segundo artillero del equipo del "Flaco" Menotti, por detrás del máximo goleador del certamen, Mario Alberto Kempes, que hizo seis.

Hizo goles ante Hungría y Francia (primera fase), y un mítico doblete ante Perú, en el recordado 6-0 (el 4° fue memorable) que le dio a la Argentina el pasaporte para jugar la final, ante Holanda.

Terminó su carrera como futbolista justamente en Mendoza, en 1986 en el fútbol del ascenso, en Deportivo Maipú.

Luego como DT nunca llegó a consolidarse, debutando en su Unión de Santa Fe en 1986. Luego pasó por Central Córdoba (Santiago del Estero), Belgrano de Córdoba, volvió a Mendoza donde dirigió a en 1989 a Deportivo Maipú, Independiente Rivadavia, y finalmente estuvo durante tres gestiones en el banco de Argentino de Mendoza, la última en 2013.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, desde su cuenta @rodysuarez posteó: "Despedimos con profundo dolor a Leopoldo Jacinto Luque. Un mendocino por adopción que nos llevó a la gloria eterna con su enorme talento y ejemplo de humildad. Mi más sentido pésame a su familia y amigos". (Télam)