La francesa Stéphanie Frappart se convertirá hoy en la primera mujer en arbitrar un partido de clasificación para un Mundial masculino, en el encuentro que Países Bajos y Letonia jugarán esta tarde en el Arena Johan Cruyff de Ámsterdam.

"¡Stéphanie Frappart sigue haciendo historia! Felicidades por ser la primera mujer en arbitrar un partido masculino de la Copa del Mundo", escribió la FIFA en sus redes sociales.

Frappart, de 37 años, fue la primera jueza principal de un partido de la Liga de Campeones (Juventus-Dynamo Kiev, 3-0) en diciembre del 2020, en una actuación que fue muy aplaudida por la prensa.

Antes de ese debut en la Champions, la colegiada francesa ya había arbitrado la Supercopa europea en 2019, que enfrentó a Liverpool y Chelsea, después de haber sido la primera mujer en arbitrar en la segunda francesa (2014) y después en la Ligue 1 (2019). Su primer encuentro en la máxima categoría del fútbol galo, en un Lyon-Marsella.

"Es a la vez un privilegio, un honor y una responsabilidad. Espero que mi carrera anime a otras chicas jóvenes a meterse en el arbitraje", declaró Frappart en 2019, según la agencia AFP, poco antes de iniciar su primera temporada en la élite en el fútbol masculino, interrumpida en marzo del año pasado por la pandemia.

En septiembre pasado, Frappart (árbitra de la final del Mundial Femenino de Francia 2019) dirigió un partido entre selecciones nacionales, un Letonia-Malta de la Liga de Naciones.

Por otra parte, la ucraniana Kateryna Monzul será mañana la primera árbitra de Austria-Isla Feroe, en Viena, también por las eliminatorias europeas rumbo al Mundial de Qatar 2022. Monzul dirigió la final del Mundial Femenino Canadá 2015 y también tiene participación en la liga ucraniana masculina. (Télam)