El integrante del seleccionado australiano de rugby Kurtley Beale, de 34 años y 95 encuentros internacionales, fue acusado hoy por una supuesta agresión sexual, según denunció la prensa oceánica.

Beale, quien fue contratado por Waratahs después de dos temporadas en el club francés Racing 92, está bajo custodia policial en una comisaría de Sydney.

Los hechos se remontan a diciembre pasado y habrían tenido lugar en un bar de Bondi, famosa localidad costera en las afueras de Sydney, consignó la agencia de noticias AFP.

La policía australiana indicó que un hombre había sido inculpado de "dos cargos por haber tocado sexualmente a otra persona sin su consentimiento, haber incitado a otra persona a tocarlo sexualmente sin su consentimiento y de haber mantenido relaciones sexuales sin su consentimiento".

"Rugby Australia, los Waratahs y el sindicato de jugadores de rugby australiano (RUPA) están al corriente de la situación que implica a Kurtley Beale", indicó en un comunicado la federación, rechazando hacer comentarios sobre el tema.

Beale volvió a Australia para prepararse de cara a la Copa del Mundo 2023 a celebrase en Francia, que sería la cuarta de su carrera luego de Nueva Zelanda 2011 (tercero), Inglaterra 2015 (subcampeón) y Japón 2019 (cuartos de final).

Beale participó recientemente en una pretemporada de los Wallabies y si fuera convocado para el Mundial en Francia igualaría a George Gregan y Adam Ashley-Cooper, que también participaron de cuatro mundiales con Australia.

No obstante, el entrenador neozelandés Dave Rennie, quien citó a Beale para esta pretemporada, fue recientemente despedido y sustituido por Eddie Jones, exentrenador de Inglaterra. (Télam)