La atleta estadounidense Sydney McLaughlin ganó la medalla de oro y batió su propio récord mundial en los 400 metros con vallas femenino, en el marco de los Juegos Olímpícos Tokio 2020.

McLaughlin hizo un tiempo de 51.46 y batió su propia marca de 51.90 en las eliminatorias estadounidenses que se realizaron el año pasado para estos Juegos de Japón.

La medalla de plata quedó para su compatriota Dalilah Muhammad (51.58) y el bronce, para la neerlandesa Femke Bol (52.03).

En Tokio 2020 también se había batido el récord mundial de los 400 con vallas masculino: el noruego Karsten Warholm clavó el cronómetro en 45.94 contra los 46.70 que él mismo había marcado en Oslo el 1 de julio pasado. (Télam)