La tenista china Peng Shuai, que tiene al mundo al vilo desde que se denunció su desaparición física, mantuvo esta domingo una videollamada con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Tomas Bach, confirmó hoy ese organismo.

El COI informó que la conversación duró 30 minutos y que la jugadora, de 35 años, se encuentra "sana y salva" con el deseo de que "su vida privada sea respetada".

De la conversación telemática también formaron parte la presidenta de la Comisión de Atletas, la finlandesa Emma Terho, y la china Li Lingwei, que también pertenece al COI.

Este contacto se trata del primer intercambio directo entre la jugadora y algún responsable deportivo de fuera de China. Antes de ello, Peng Shuai habría asistido a un torneo infantil de tenis, según un vídeo y fotos divulgadas en el perfil oficial del Abierto de China en la red social Weibo.

La tenista, exnúmero 1 en dobles, acusó a principios de noviembre a Zhang Gaoli, exviceprimer ministro de China 40 años mayor a ella, de haberla obligado a mantener relaciones sexuales.

La denuncia la formuló mediante un video en la red social Weibo -el equivalente a Twitter en China-, que fue eliminado de forma inmediata, como así también toda información de la jugadora, lo que encendió la alarma de la comunidad mundial en pos de su bienestar.

Click to enlarge
A fallback.

Según el COI, Peng Shuai indicó hoy que "prefiere pasar tiempo con sus amigos y su familia actualmente".

"Estoy aliviada por ver que Peng Shuai va bien, era nuestra mayor preocupación", añadió Emma Terho en el comunicado del COI. (Télam)