La tenista australiana Ashleigh Barty, número uno del mundo, se consagró campeona del abierto de Wimbledon, tercer torneo de Grand Slam de la temporada, tras derrotar hoy en la final a la checa Karolina Pliskova por 6-3, 6-7 (4-7) y 6-3. (Télam)