La australiana Ashleigh Barty, número uno del tenis mundial femenino, avanzó hoy a la final de Wimbledon, el tercer torneo de Grand Slam del año, tras imponerse en semifinales sobre la alemana Angelique Kerber por 6-3 y 7-6 (7-3).

Barty, nacida en la ciudad de Ipswich hace 25 años, consumó su victoria sobre la germana Kerber (28) en una hora y 26 minutos de juego.

La australiana jugará la final de Wimbledon el sábado ante la ganadora del cruce que animaban más tarde la bielorrusa Aryna Sabalenka (4) y la checa Karolina Pliskova (13).

Barty, campeona de Roland Garros en 2019, avanzó por primera vez a la final de Wimbledon siendo la primera tenista de su país que lo logra tras Evonne Goolagong, quien fue campeona tras vencer a la estadounidense Chris Evert en la edición de 1980. (Télam)