La arquera del seleccionado argentino de fútbol femenino, Vanina Correa, retornó hoy a los entrenamientos en Espanyol de Barcelona, recuperada de una operación por la fractura en el peroné derecho.

"Empezamos febrero y... She's back! (está de regreso). Lunes de entreno en el verde para nuestra guardameta argentina", publicó la cuenta oficial de Espanyol en Twitter.

Correa, de 37 años, se lesionó el 21 de noviembre del año pasado y retomó las prácticas al equipo que la contrató en septiembre pasado por una temporada. Su debut se produjo el 3 de octubre con la derrota ante Atlético de Madrid por 2 a 0.

La arquera del seleccionado argentino de fútbol buscará ahora su mejor forma física y futbolística.

Correa jugó en Rosario Central y San Lorenzo, y disputó los mundiales de Estados Unidos 2003, China 2007 y Francia 2019, en el que tuvo una destacada actuación, en especial en la derrota 1-0 ante Inglaterra donde atajó un penal. (Télam)