Julián Álvarez, delantero de Manchester City y la Selección argentina, reveló qué compañeros lo sorprendieron en las primeras prácticas cuando se sumó al cuadro de Inglaterra y confesó que se llevó "el mate y alfajores" para no extrañar.

El atacante surgido en River se convirtió en la gran apuesta del equipo que comanda Josep Guardiola, quien lo llenó de elogios en más de una ocasión y, si bien despertó una imagen positiva en sus compañeros, el oriundo de Córdoba se sorprendió con dos de sus compañeros en los primeros entrenamientos.

Mediante un video que grabó para las redes sociales del club inglés, el futbolista de 22 años brindó algunas confesiones, en las que elogió al plantel de los "Citizens", explicó su vínculo con el entrenador español y cómo es la competencia interna de una planilla plagada de estrellas.

"Estoy contento, mucha gente en el club me ha tratado bien. Manchester me pareció una ciudad muy linda, tranquila. Estoy con mi familia y de a poco fui conociendo la ciudad. Lo que he visto hasta ahora me ha gustado", comenzó su relato.

Aunque rápidamente añadió: "Me traje el mate y alfajores. Esas cosas. No sabía con lo que me iba a encontrar. Un mundo nuevo para mi venir a Europa. Solo había jugado con Argentina. Me trataron bien, eso me sorprendió. Estoy contento y cómodo".

Álvarez develó que en sus primeras prácticas en el City se mantuvo cerca de Rodri y Bernando Silva, ya que ambos hablan español: "Me ayudaron bastante. Me guiaron y me dieron consejos, conocen el club".

En el mismo sentido, destacó la labor del entrenador Pep Guardiola: "En este tiempo me ayudó mucho en la adaptación, me da consejos. Siempre me está corrigiendo algo y yo siempre estoy a predisposición para lo que desee y aprendiendo cosas. Estoy feliz por cómo me trató todo el cuerpo técnico".

Posteriormente explicó sus sensaciones en los entrenamientos y contó qué futbolistas fueron los que más lo sorprendieron: "Hay muchos jugadores, todos juegan muy bien, con mucha calidad y jerarquía. Los primeros días le contaba a mi familia que me había sorprendido (İlkay) Gündoğan y Kevin (De Bruyne), por los controles y los movimientos en espacios reducidos".

"Jugar con los mejores del mundo, ahora en el City y antes en la Selección, se aprende mucho, no solo mirando, sino también compartiendo el campo de juego", remarcó.

"En todos los equipos existe competencia interna, sana. Siempre es bueno competir contra los mejores del mundo, los mejores en tu posición. Se aprende, se crece mucho. Estoy acá dispuesto a dar esas cosas", explicó el delantero que comparte la zona ofensiva con futbolistas como Erling Haaland, Riyad Mahrez o Jack Grealish.

"Lo principal era estar a la altura, porque no sabía con lo que me iba a encontrar. Quiero estar a disposición para ser alternativa y poder ayudar al equipo y ganar todos los títulos posibles", finalizó. LG/KDV NA