El argentino Jeremías Ponce afrontará mañana la pelea más importante de su carrera cuando se mida ante el inglés Lewis Ritson, pelea eliminatoria al título superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) a llevarse a cabo en el Vertu Motors Arena de Newcastle.

El ganador de esta pelea obtendrá el derecho a enfrentarse al campeón unificado de la categoría, el escocés Josh Taylor, quien viene de superar en una gran pelea al estadounidense José Carlos Ramírez.

Ponce, que es campeón de la categoría para la Organización InternacionaI de Boxeo (IBO), una entidad de segundo nivel, tiene 24 años y un palmarés de 27 victorias (14 ko) sin empates ni derrotas.

El pugilista bonaerense viene de vencer por puntos a Jonathan Eniz, el 11 de diciembre pasado en Buenos Aires, un combate en el que no tuvo su mejor noche.

Ponce llegó a Inglaterra sin su entrenador Alberto Zacarías, quien no pudo viajar por motivos de salud, y en su lugar lo hizo su hijo Patricio.

El argentino, que está quinto en el ranking absoluto FIB, obtuvo esta chance luego de firmar con Universum Promotions y Frank Warren Promotions.

Ritson, de 27 años nacido en Newcastle y residente en Forest Hall, tiene un record de 21 victorias (12 ko) y 1 derrota. y está sexto en el escalafón FIB.

En su última pelea le ganó por puntos al ex campeón mundial Miguel Vázquez, en octubre de 2020, aunque su actuación no fue lucida..

En caso de que Taylor renuncie al título FIB y quede vacante, el ganador de Ponce y Ritson peleará por el título contra el puertorriqueño Subriel Matías, quien viene de noquear en ocho rounds al kazajo Batyrzhan Jukembayev y quedar segundo en el ranking.

La pelea podrá verse por la plataforma DAZN desde las 15 (hora argentina) y la cartelera marcará el regreso del público a los estadios ingleses, aunque en esta caso con una asistencia limitada de 1.000 espectadores. (Télam)