El nombre de Javier Zanetti siempre ha sido reconocido como uno de los iconos más importantes del fútbol argentino. Zanetti ostenta un intachable historial deportivo, donde tuvo la oportunidad de ganarlo casi todo, y además forma parte de las leyendas más importantes del Inter de Milán, club donde jugó por casi 20 años.

El fútbol argentino ha sido la cuna de muchísimos de los talentos de la historia. Gracias a ello, se ha convertido en una de los temas más calientes del fútbol mundial, desde las discusiones sobre el balón de oro hasta las apuestas en vivo en Sportsbet.io. Y no es para menos, es probable que no exista ningún fanático del Inter de Milán que no conozca al “Pupi”, así como tampoco ningún seguidor de la selección de Argentina.

Inicios en el fútbol argentino

El primer club en conocer a un joven Javier Zanetti fue Independiente de Avellaneda, aunque no fue con ellos con quien logró su ascenso cómo profesional, sino con Talleres de Remedios, club con el que debutó en la Primera B Nacional de Argentina. Luego de haber jugado 33 partidos siendo novato, fue a dar a Banfield, con quienes debutó en 1992 en la Primera División del Fútbol Argentino.

Con Banfield tuvo la oportunidad de mostrarse como uno de los laterales más sólidos del torneo argentino, logró participar en 66 partidos con “El Taladro” y jugó además 12 partidos con la selección Sub-23 de Argentina. En Banfield pudo hacer 4 goles en las 2 temporadas que estuvo.

Gracias a su excelente desempeño en la selección sub-23 de Argentina y en la Primera División de Argentina, fue tomado en cuenta por el famoso Inter de Milán, club donde fue traspasado en 1995 y donde se convirtió en una de las leyendas más importantes de la historia.

Inter de Milán

Tras su llegada a Italia no tardó mucho en realizar su debut tanto en Serie A como en Europa. De hecho, en 32 partidos jugados en su primer año logró marcar 2 goles, ambos en la Serie A. Una de las fortalezas que los italianos notaron en el oriundo de buenos aires fue su solidez física, ya que este en 19 temporadas solo en 3 jugó menos de 30 partidos, todo gracias a sus pocas lesiones y regularidad de nivel.

Con el Inter de Milán no sólo logró mostrar su mejor imagen, sino que también fue parte de la selección Argentina en 145 ocasiones. Actualmente es el tercer jugador argentino que más veces vistió la camiseta de la selección, superado solamente por Lionel Messi y Javier Mascherano. Asimismo, es el jugador con más presencias en la historia del Inter Milán, con 854 presencias, club en que su mítico dorsal 4 fue retirado tras su despedida de las canchas.

Con el Inter de Milán logró ganar un total de 5 ligas, 4 Coppa Italia y 4 Supercoppa. En cuanto a torneos internacionales, alzó la Champions League como capitán en el 2010, año en que lograron el triplete, siendo el único club italiano en la historia en lograrlo. También ganó una Copa de Europa y un Mundial de Clubes.

Tras su retiro, creó una fundación de apoyo a jóvenes argentinos de bajos recursos y está promoviendo una nueva NFT con la que planea recaudar fondos para dicha fundación