Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, programados desde el 23 de julio al 8 de agosto próximos, ratificaron hoy que se preparan para celebrar la cita olímpica "con todos los escenarios posibles" ante la difícil situación sanitaria a nivel mundial que generó la pandemia de coronavirus.

"Nos estamos preparando para todos los escenarios posibles" ratificaron los responsables del Comité organizador de los Juegos que fueron pospuestos el año pasado debido a la pandemia.

La determinación de realizar la cita olímpica "en cualquier situación" incluye también las posibilidades "de que no haya vacunas efectivas" o "que no se pueda vacunar a un elevado número de gente", dijo en rueda de prensa el CEO de Tokio 2020, Toshiro Muto, según publicó hoy el diario catalán Mundo Deportivo.

Los anfitriones quisieron despejar una vez más las dudas que se plantean sobre los Juegos debido a la situación sanitaria tanto en Japón como en el resto del mundo, en una comparecencia ante los medios celebrada un día después de la Comisión Ejecutiva del COI, donde se lanzó un mensaje similar.

"Estamos convencidos de que todas estas dudas se despejarán el día de la apertura de los Juegos", afirmó el presidente del comité organizador, Yoshiro Mori, después de que el máximo responsable del COI, Thomas Bach, afirmara que ese organismo "no pierde tiempo en conjeturas" y que están centrados en la fecha de la ceremonia inaugural, el 23 de julio.

Los organizadores nipones recalcaron que barajan un amplio elenco de planes para diferentes posibilidades de evolución de la pandemia, que afectarán a las medidas de prevención de contagios entre atletas y a la presencia de público en las gradas, asuntos que deberán ser definidos en los próximos meses.

Una de las claves en este sentido será la inoculación de vacunas entre los atletas extranjeros, una medida sanitaria que el COI promoverá aunque no se espera que sea obligatoria, así como la vacunación a gran escala en Japón, un proceso que no comenzará sobre finales de febrero.

"Tenemos que ser muy pacientes con los preparativos para la vacuna", aseguró Muto, quien señaló que cada país "tiene sus propias medidas sanitarias" y añadió que todavía es preciso "discutir sobre distintos futuros escenarios antes de llegar a conclusiones". (Télam)