El director técnico de San Lorenzo, Rubén Darío Insúa, consideró hoy que el empate 1-1 con Banfield "fue justo" y valoró el punto obtenido "porque fue ante un rival muy difícil y porque el equipo está en crecimiento".

"El empate con Banfield fue justo al adecuarse a lo que se desarrolló en el campo, ante un rival difícil que propuso un juego muy intenso hasta el final", evaluó Insúa en la conferencia de prensa ofrecida en el estadio Florencio Sola.

"El punto es para valorar si se tiene en cuenta que el nuestro es un equipo en crecimiento y será útil si el miércoles le ganamos a Unión de Santa Fe, por la próxima fecha del torneo", sumó el entrenador.

El "Gallego" amplió su análisis al decir: "San Lorenzo tiene un plantel con muchos jóvenes a los que estos tipos de partidos le vienen bien para ganar experiencia, siempre con humildad y esfuerzo, como lo hicieron esta vez, con un juego friccionado como se dio".

Sobre el planteo presentado advirtió que no defendió con línea de cinco sino que "se formó una línea en el fondo con tres zagueros y los volantes externos (Agustín Giay, por derecha, y Nicolás Fernández Mercau, por izquierda) bajaban cuando era necesario; en realidad fue un 3-5-2, el que se repetirá en el próximo encuentro de local".

Precisamente, para el compromiso con Unión, Insúa adelantó que podría realizar dos cambios porque tiene que ver como se recupera el defensor Gastón Campi, "que hoy fue apresurado hacerlo debutar con poca preparación por su reciente incorporación en reemplazo del lesionado Jeremías James (operado por la ruptura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda).

El otro cambio sería el del volante central al aguardo de como evolucione "Jalil Elías, que en la semana sufrió una fisura en una de sus costillas, si se recupera ingresaría por (Juan Ignacio) Méndez, al que también se le anticipó su debut", detalló Insúa al cierre.

.

(Télam)