Instituto de Córdoba aseguró hoy que acatará “decisión de AFA” de jugar este domingo en cancha de Villa Dálmine ante Defensores de Belgrano, en una de las llaves eliminatorias del Reducido del torneo de la Primera Nacional, que busca el segundo ascenso a Primera.

La entidad "albirroja" había expresado, mediante una nota remitida al organismo que rige los destinos del fútbol local, “su preocupación” por la sede elegida para el compromiso, advirtiendo que “el espíritu del reglamento es evitar ventajas ventajas deportivas entre los clubes al ser un solo encuentro”, tal como estableció en un comunicado.

El argumento esgrimido por la institución cordobesa pone en evidencia que la ciudad de Campana, donde se sitúa la cancha del club "violeta", está “a 80 kilómetros de Buenos Aires y a 650 de Córdoba”.

La entidad cordobesa pedía disputar el cotejo en “algún estadio de la provincia de Santa Fe”, dijo.

“Destacamos que todos los demás encuentros del torneo a disputarse en esta instancia se realizan en estadios que resultan equidistantes entre las instituciones”, aclaró el texto.

Amén de lo ocurrido, Instituto, que llegó al Reducido desde la fase Reválida, informó que acatará la medida impuesta porque “tenemos total confianza en nuestro cuerpo técnico y jugadores”

“Estamos preparados para superar todos los obstáculos. Podemos jugar adonde sea pero nuestras convicciones están por encima de cualquier alternativa. Instituto va a continuar creciendo. Donde nos toque”, finalizó el comunicado.

(Télam)