La Justicia mendocina imputó hoy a cuatro personas por el asesinato de un joven ocurrido el sábado último, durante los festejos que los hinchas de Independiente Rivadavia de Mendoza realizaron en las inmediaciones del Parque General San Martín por el 108vo. aniversario del club, confirmaron fuentes judiciales.

Los acusados fueron imputados por la Fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, por "homicidio agravado por el uso de armas, por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas" por el crimen de Gabriel Videla Parraguez (26), quien fue ultimado a balazos en inmediaciones de los portones del Parque, cerca del estadio Bautista Gargantini.

El joven que vivía en el barrio Sol y Sierra, de Godoy Cruz, ingresó sin vida al hospital Lagomaggiore en la noche del sábado con "cuatro impactos en el tórax, hombro, cuello y mandíbula", precisó el parte policial.

En tanto, los imputados fueron identificados como Facundo Olivera, Leonardo Robledo, Iván Gómez y Enzo Robledo, quienes estaban detenidos en la comisaría Sexta y para los que se ordenó el traslado a un penal.

Según trascendió, los acusados habrían sido aprehendidos "poco después de los hechos y distintas pruebas y pericias apuntaron hacía ellos", reveló a Télam una fuente cercana a la investigación.

Durante los incidentes, al menos una persona fue lastimada producto de una golpiza y otra resultó heridas de bala, hechos que también están siendo investigados por la fiscalía.

Más de mil hinchas se reunieron el pasado sábado a celebrar el aniversario del club como ya es una costumbre entre sus fanáticos.

Los disturbios, que también dejaron como saldo dos móviles policiales dañados, comenzaron al momento de escucharse las primeras detonaciones pasadas las 23.00.

La principal hipótesis de la policía se basa en que los incidentes ocurrieron por una disputa entre distintas facciones de la barra del club, que a través de sus redes informó la suspensión de la cena aniversario prevista para la noche del domingo "por razones de público conocimiento". (Télam)