El británico Lewis Hamilton (Mercedes), siete veces campeón mundial de la Fórmula 1, calificó hoy de “farsa” lo ocurrido con el Gran Premio de Bélgica, en donde las autoridades resolvieron dar tres vueltas bajo la lluvia y con el auto de seguridad por delante para otorgarle validez a la carrera del Mundial de Conductores.

“El dinero habló. Todo es consecuencia del dinero”, expresó el piloto inglés, que llegó en la tercera colocación, detrás del neerlandés Max Verstappen (Red Bull) y de su compatriota George Russell (Williams).

Luego, en su cuenta de red social Instagram, el campeón mundial en las temporadas 2008, 2014, 2015, 2017, 2018, 2019 y 2020, calificó lo vivido hoy en el autódromo de Spa-Francorchamps de “gran farsa”

El Gran Premio belga se inició con tres horas y media de demora, a causa de una intensa lluvia. Pero luego de que los 20 pilotos giraran en tres ocasiones al circuito, la organización de la FIA decidió colocar bandera roja y paró definitivamente la competencia.

De este modo, la prueba otorgó la mitad del puntaje y quedó como la más corta en la historia de las competencias de Fórmula 1, con solamente 14 kilómetros recorridos, todos ellos detrás del automóvil de seguridad.

“Dado que todos recuperan su dinero creo que los fanáticos también deberían recibir el suyo porque, desafortunadamente, no pudieron ver por lo que pagaron”, arremetió Hamilton, en declaraciones que reprodujo el portal Automundo.

“Me encanta correr bajo la lluvia, pero hoy fue diferente. Realmente no se podía ver el auto que estaba enfrente y había aquaplaning. La pista era un desastre”, analizó sobre las condiciones meteorológicas que invadieron a la duodécima jornada del calendario mundial.

“Las únicas personas que salen perdiendo son los fanáticos. Fuimos enviados (a la pista) por una razón y solamente una razón. Deberíamos haber terminado antes, no arriesgar a los pilotos y, lo más importante, reembolsarles su dinero a los fanáticos que están en el corazón de todo nuestro deporte”, advirtió el británico, de 36 años.

Con la victoria de Verstappen, el neerlandés descontó a tres puntos (202,5 a 199,5) la diferencia que Hamilton le lleva en el campeonato, tras cumplirse las doce primeras fechas del calendario. El domingo venidero se desarrollará la decimotercera en Países Bajos, en el autódromo de Zandvoort.

(Télam)