La final de la Copa América entre Brasil y Argentina en el estadio Maracaná de Río de Janeiro será con público, aunque con aforo limitado y con examen negativo de Covid-19, informaron a Télam fuentes diplomáticas.

Serán 2.000 invitaciones destinadas a la hinchada argentina para la gran final del sábado en el templo del fútbol brasileño, en este caso compuesta por residentes en Río de Janeiro y otras ciudades de Brasil, informaron las fuentes.

La organización quedó a cargo del cónsul general argentino en Río de Janeiro, Claudio Gutiérrez, quien debe cursar las invitaciones gratuitas y de cortesía.

La decisión fue aprobada por las autoridades de Conmebol y el gobierno del estado de Rìo de Janeiro, además de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

La luz verde para que 2.000 personas de cada equipo sean invitados, además del personal esencial que trabajará en la final, fue dada luego de que el ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, dijera en conferencia de prensa que la Copa América no incidió en la pandemia, que está en descenso en Brasil desde inicios de julio tras el colapso hospitalario registrado a fines de mayo e inicios de junio.

"La invitación forma parte de una iniciativa conjunta entre la embajada argentina en Brasil y la Asociación del Fútbol Argentino", dijo ante una consulta de Télam el cónsul general en Río de Janeiro, Claudio Gutiérrez.

Las invitaciones deberán estar acompañadas por un examen PCR negativo de Covid-19 para poder ingresar al estadio Maracaná el sábado poco antes de las 21, horario de inicio del partido.

La selección argentina se entrenaba esta tarde en el centro de entrenamiento de Fluminense, en el barrio de Barra de Tijuca, el mismo donde está ubicado el hotel Windsor Barra donde está alojado, frente al Atlántico.

Horas antes del anuncio de la liberación de 2.000 hinchas por equipo, la Conmebol recibió en San Pablo un embarque de 20.000 vacunas contra el coronavirus CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, patrocinador de la Copa América, como forma de donación a Brasil, de las cuales 5.000 estarán destinadas a empleado vinculados con el fútbol.

Al menos 166 personas vinculadas a la Copa América -incluidos empleados de empresas prestadoras de servicios- se contagiaron coronavirus, de acuerdo con Conmebol. (Télam)