El gobierno británico dijo hoy estar "muy decepcionado" por el trato brindado a los hinchas del Liverpool durante la final de la Liga de Campeones de fútbol disputada el último sábado ante Real Madrid, y al respecto exigió una investigación completa de los incidentes registrados afuera del Stade de France.

"Estamos muy decepcionados por el modo en que fueron tratados", expresó este lunes el portavoz del primer ministro Boris Johnson, quien además calificó como "profundamente inquietantes y preocupantes" las imágenes de los desmanes ocurridos en las adyacencias del estadio de la ciudad de Saint-Denis

"Los simpatizantes merecen saber lo que pasó", añadió, a la vez que exhortó a la UEFA a "trabajar de manera estrecha con las autoridades francesas en un investigación completa" y a dar a conocer las conclusiones de las diferentes investigaciones.

"Sabemos que muchos aficionados del Liverpool viajaron a París a tiempo para apoyar a su equipo", concluyó el gobierno británico en declaraciones recogidas por la agencia de noticias AFP que desmintieron a la UEFA sobre la supuesta llegada tardía de los hinchas ingleses al estadio parisino.

La final entre Liverpool y Real Madrid comenzó con más de media hora de retraso debido a los problemas entre la policía francesa y una parte de la parcialidad de Liverpool con entradas falsas en la previa al inicio del choque decisivo de la Liga de Campeones de Europa. (Télam)