Ryan Giggs renunció hoy a ser el entrenador de Gales y no estará en el Mundial de Qatar dirigiendo al seleccionado de su país, luego de conocer que en agosto próximo será enjuiciado por una denuncia de violencia de género iniciada por su expareja kate Greville y la hermana es ésta, Emma.

De esta manera Giggs, de 48 años, será reemplazado en el Mundial qatarí por Robert Page, de 64, informó la asociación galesa.

Ya Giggs se había alejado transitoriamente de la conducción de la selección de su país en noviembre de 2020 a raíz de esta denuncia, pero ahora lo hará de manera definitiva.

"No quiero que los preparativos del país para la Copa del Mundo se vean afectados, desestabilizados o puestos en peligro de ninguna manera por el contínuo interés en torno a este caso", expresó en su carta de renuncia Giggs con los considerandos de la misma, luego de negar las acusaciones que le imputan y sostener su inocencia ante esos cargos. (Télam)