El bonaerense Gastón Crusitta, quien días atrás recibió el permiso de la ACTC para ascender al Turismo Carretera, está buscando una Dodge y está en tratativas para conseguirla por el lado de Jonatan Castellano, mientras que Luciano Ventricelli, decidió no correr por ahora y pretende que su Ford lo tripule un piloto de primera línea.

Crusitta, quien usará el número 215 en su esperado debut en el Turismo Carretera, no tiene nada definido pero su principal opción es alquilarle un auto a Jonatan Castellano y atenderlo dentro del SJ Racing, equipo con el cual corrió el año pasado en TC Pista.

"No tengo nada cerrado pero avanzamos bastante con Jonatán (Castellano) para traernos una Dodge de su equipo al SJ Racing. Lo atenderíamos nosotros pero estaríamos bajo el ala de su equipo con Sebastián Prósperi como chasista", le contó Crusitta al programa Campeones por radio Continental.

En tanto que el bonaerense de Wilde, Luciano Ventricelli, anunció que el flamante Ford armado por Alejandro Garófalo está listo.

"El auto se está terminando, no tiene por el momento piloto y me gustaría tener a uno de renombre", le manifestó Ventricelli a Campeones, haciendo referencia a la búsqueda de un piloto para el flamante Ford armado por el quilmeño Alejandro Garófalo.

Ventricelli descartó por el momento volver a correr y se aboca a la función de director de su equipo, el cual tiene presencia en TC Pista Mouras, en donde comenzó la temporada festejando el triunfo de Ramiro De Bonis, y continuar en TC Pick Up con el uruguayo Mauricio Lambiris.

"Alejandro Garófalo se está desvinculando del automovilismo y Mauro Giallombardo armó su estructura dentro del equipo confirmando a uno de los pilotos (Nicolás Trosset) en el Ford que corrió Silva", señaló Ventricelli sobre la situación del preparador de Quilmes.

(Télam)