Marcelo Gallardo, que fue compañero como futbolista de un joven Santiago "Morro" García en Nacional de Uruguay, reconoció hoy que no puede salir "del shock, la tristeza y el dolor" que le causó la noticia de su suicidio.

En conferencia de prensa, el entrenador de River recordó su paso por el "Bolso" uruguayo, cuando un juvenil "Morro" García, de apenas 20 años, era un "chico lleno de buena energía". "No tuve la posibilidad de seguir generando un vínculo con él, pero sí tenía una buena relación cada vez que nos enfrentábamos, una buena química", recordó sobre los enfrentamientos ante Godoy Cruz.

"No tuve la posibilidad de seguir generando un vínculo con él, pero sí tenía una buena relación cada vez que nos enfrentábamos, una buena química".

"No puedo salir todavía del shock que me generó la noticia, la tristeza y el dolor que generó, es muy fuerte", se limitó a decir en su respuesta, que pareció limitada para no verse afectado emocionalmente ante las cámaras.

En ese sentido, además de aprovechar para darle el pésame a la familia del delantero uruguayo -que apareció muerto el sábado en su departamento de Mendoza-, opinó sobre la chance de poner en debate el hablar sobre la "depresión". "Todos ahora podemos hablar sobre lo que es la depresión, que no solo está en el fútbol, pero cuando pasan cosas así, el estado de alerta que se nos genera en la cabeza de todos nosotros es muy grande", dijo. DP/OM NA