El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, sigue de cerca a Robert Rojas -que está al límite por una molestia- y tiene una duda con el acompañante de Julián Álvarez, entre Benjamín Rollheiser y Braian Romero, para jugar ante Patronato el domingo.

Rojas dejó el campo de juego el domingo ante Estudiantes con una fatiga muscular en el aductor derecho. Se hizo estudios y, si bien no encontraron lesión, lo quieren ir evaluando para que no suceda lo mismo que con el chileno Paulo Díaz.

El defensor paraguayo ya tuvo algunos problemas musculares en el inicio del semestre y con la acumulación de partidos con la selección de su país volvió a sentir molestias, por eso Gallardo no quiere que una molestia se convierta en desgarro.

Ante la ausencia de Díaz, Rojas es una alternativa muy rendidora para jugar de marcador central a pesar que está jugando de buen nivel en el lateral derecho. De todos modos, la decisión la tomará el entrenador horas antes del partido.

Además, la semana que viene tiene que sumarse a la selección paraguaya y no tendrá descanso ya que, si bien no hay fecha de la Liga Profesional, luego el Millonario juega tres partidos en una semana a fin de mes.

De todos modos, esta vez el entrenador tiene recambio porque están disponibles Felipe Peña, Javier Pinola y Jonatan Maidana para armar una defensa que estuvo muy castigada por lesiones en todo el semestre.

Click to enlarge
A fallback.

El último lesionado fue el zaguero chileno, que sufrió un desgarro en el aductor derecho durante los movimientos precompetitivos ante Estudiantes, recién volverá a jugar a fin de mes y fue desafectado de su selección.

Por su parte, el uruguayo Nicolás De la Cruz, que desde hace tres partidos no juega por una trombosis en el pie izquierdo, sigue bajo evaluación diaria ya que al estar medicado con un anticoagulante no está apto para entrenar a la par del resto.

En este caso, la idea del cuerpo médico es no apurar el regreso y aunque ya no tiene dolor en la zona y puede correr con normalidad van a ser muy precavidos, pues no tendrá el alta hasta que no deje de tomar la medicación.

Sobre la incógnita en la ofensiva, se mantendrá toda la semana porque no hubo tareas tácticas y como suele suceder, el entrenador anunciará el equipo a los jugadores el mismo día del partido en la charla técnica.

En los últimos tres partidos, desde que tuvo el alta de un desgarro que sufrió en el superclásico, Romero reemplazó en los segundos tiempos a Benjamín Rollheiser anotando un par de goles y dando una asistencia.

River, que jugará el domingo en el Monumental por la fecha 20, lleva una racha de 13 partidos seguidos sin perder y es líder del torneo con 7 puntos de ventaja sobre Talleres y otros 9 sobre el tercero Lanús, a falta de seis jornadas.

Luego de jugar con Patronato, el equipo del Muñeco tiene por delante a Platense de visitante, Racing de local, Rosario Central en Arroyito, Defensa en el Monumental y cierra con Atlético Tucumán en el estadio del Decano. (Télam)