Fluminense se convirtió esta noche en el último clasificado a los cuartos de final de la Copa Libertadores al vencer por 1 a 0 a Cerro Porteño, en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro, luego de imponerse por 2 a 0 en el cotejo de ida en Asunción, al cabo de un polémico partido en el que le fue anulado un gol legítimo al delantero argentino de los paraguayos, Mauro Boselli.

Esta vez, en la revancha, ya no hubo lugar para polémicas por el correcto trabajo del árbitro colombiano Wilmar Roldán, que sancionó el penal con el que a los 24 minutos del primer tiempo el veterano delantero Fred (37 años) le terminó dando la victoria a los brasileños con un remate bajo y esquinado, a la derecha del arquero de Cerro Porteño, su compatriota Jean.

En el conjunto "azulgrana" fueron titulares tres argentinos: el mencionado Boselli y Federico Carrizo (fue reemplazado en el segundo período por su compatriota Adrián Martínez, ex Defensores Unidos, de Zárate y Atlanta) ambos ex Boca Juniors, así como el ex-Independiente, Claudio Aquino.

De esta manera Fluminense enfrentará en cuartos de final a Barcelona, de Ecuador, que eliminó en octavos a Vélez Sarsfield, la semana próxima (el jueves 12 desde las 21.30), arrancando la serie como local.

Los otros tres partidos de ida de cuartos, con los primeros mencionados empezando las respectivas series como locales, los protagonizarán River Plate-Atlético Mineiro, de Brasil (miércoles 11 desde las 21.30), Olimpia, de Paraguay-Flamengo, de Brasil (el mismo día desde las 19.15) y el clásico paulista San Pablo-Palmeiras (martes 10 a las 21.30). (Télam)